HEROES de CRÉDITO

10 cosas que puedes reciclar para ahorrar dinero

La economía familiar no depende solo de los ingresos obtenidos, sino fundamentalmente de los gastos evitables. En consecuencia, el reciclaje se convierte en una fuente de ahorro interesante, una fórmula complementaria a los créditos rápidos, de los que la familia se beneficia al instante.

Así, además de los préstamos por internet que siempre resultan interesantes, se pueden incluir también las abundantes ideas para el reciclado que existen en la Red.

De entre ellas, hemos elaborado un listado de diez cosas que puedes reciclar, obtiendo un valioso dinero sin préstamo ni contrapartida financiera:

1. Plástico

El punto de partida es reducir su uso siempre que sea posible. Pero, con imaginación, es posible reutilizar los envases de bebidas y los recipientes de productos elaborando con ellos, por ejemplo, ornamentos decorativos, maceteros, casas para pájaros, regaderas para las plantas, joyeros, revisteros e incluso juguetes para los niños, como puede ser un juego de bolos.

2. Vidrio

Estos envases tienen numerosas aplicaciones adicionales en el hogar. Con imaginación y algo de maña, se pueden hacer preciosas mesitas de apoyo combinando tablas de madera y botellas de vidrio a modo de patas.

3. Ropa

Es posible aprovechar su reciclaje de dos formas: vendiéndola a comercios de ropa usada o dándole una segunda vida en forma de paños de limpieza, remiendos, cortinas o incluso fundas para muebles. Y, desde luego, la herencia entre hermanos es una gran fuente de ahorro.

4. Papel

Aprovechar el papel por ambas caras es fundamental para reducir su coste hasta en un 50%. Además, antes de tirarlo a la basura, siempre se le puede dar un uso adicional enseñando a los hijos técnicas de papiroflexia, que los mantendrán entretenidos sin coste alguno.

5. Cartón

Las cajas de zapatos pueden ser útiles para guardar los juguetes y las cosas infantiles. Y, por supuesto, es posible crear con ellas —y un poco de imaginación— cuevas, castillos y preciosas casas para los muñecos y muñecas con las que se diviertan los peques de la casa.

6. Chatarra y cosas viejas

Tras hacer limpieza en el trastero, la mayoría de las veces se puede obtener dinero acudiendo a un chatarrero para vender lo sobrante. No se obtienen grandes sumas; pero desde luego son siempre una ayuda para la economía doméstica.

7. Bienes personales

En eBay y otros portales de subastas es posible revender prácticamente todo: desde electrodomésticos a relojes, pasando por muebles, juguetes, discos y libros usados.

8. Latas de bebida

Es posible usarlas como portalápices, maceteros e incluso desarrollar nuestra creatividad haciendo artesanía a partir de ellas.

9. Libros de texto

Si no hay un hermano menor que pueda aprovecharlos, es posible venderlos en algún mercadillo o Internet.

10. Uniformes escolares

Como en el caso anterior, los hermanos y la reventa son las opciones más viables para ahorrar unos cuantos euros.


Aquí están nuestros diez ejemplos de ahorro reciclando, pero en cuanto empieces a poner en práctica esta nueva forma de consumo, se te ocurrirán muchísimas más.

Powered by WPeMatico