HEROES de CRÉDITO

Préstamos de libros para la vuelta al cole

Tal y como comentamos en ‘Trucos para ahorrar en la vuelta al cole’, los préstamos de libros reducen al mínimo los gastos de la reentré otoñal. Según la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), solo los libros de texto oficiales de las materias de cada curso suponen un desembolso de entre 215 y 230 euros, como apuntamos en el post ‘Comprar libros por adelantado: cuánto se puede ahorrar’.

Y aunque los continuos cambios de la legislación educativa los han puesto tan difíciles que apenas los recordamos, los préstamos de libros son una práctica de toda la vida para minimizar el impacto económico de la vuelta al cole.

Además, también benefician al medio ambiente. ¿Quién da más?

Dónde conseguir préstamos de libros

Los préstamos de libros a la antigua usanza, la primera vía para conseguirlos, pasar por recurrir a familiares y amigos. Alguien del círculo cercano que por las razones que sea tiene los libros de texto que necesitamos y nos lo deja gratis. La inversión económica aquí es cero, pero a cambio toca borrar márgenes y ejercicios ya hechos antes de ponerlos a disposición del nuevo usuario. Se trata de un pequeño esfuerzo que siempre merece la pena.

Pero de un tiempo a esta parte, coincidiendo con el estallido de la crisis, organizaciones de padres y madres de alumnos y escuelas de todo el país se han organizado para pedir a los progenitores de los estudiantes que dejen los libros usados de sus hijos en colegio, con objeto de que puedan ser usados por otros estudiantes en el curso siguiente. Una buena alternativa, especialmente para quien no tenga conocidos que le puedan hacer este favor. Toda la información sobre la existencia y funcionamiento de los préstamos de libros, en este caso, está en los propios centros.

Los colegios y las propias administraciones automáticas trabajan ya en establecer sistemas de préstamos de libros voluntarios y accesibles a todo el mundo

Y si en el colegio que nos corresponde no se diera esta práctica, siempre nos quedará la Red. Porque en Internet ya existen decenas de plataformas de préstamos de libros de texto, como puede ser Wallapop (algunos usuarios los ofrecen gratis) o el sitio de intercambio de libros www.truequebook.es.

Más recientemente, han sido las administraciones autonómicas las que han propiciado los préstamos de libros a través de normativas propias. La última en subirse a este carro ha sido Madrid, que el pasado mes de junio aprobó la ley de gratuidad de los libros de texto. Una norma que pretende garantizar la puesta en marcha y funcionamiento de un sistema voluntario de préstamos de libros a partir del curso 2018-19.

El sistema de Madrid, similar al modelo que ya aplican Andalucía, Extremadura, Navarra y la Comunidad Valenciana, prohíbe a los centros escolares modificar o sustituir los materiales elegidos para la enseñanza durante un plazo de los años. Los padres o tutores que quieran beneficiarse de el tienen que apuntarse de forma voluntaria.

Qué hacer si no hay préstamos de libros al alcance

Lo primero es informarse de las ayudas que ofertan las consejerías de Educación de las comunidades autónomas y el Ministerio de Educación y Ciencia (MEC). Dependiendo de la situación de cada uno, pueden llegar a cubrir el costo total de los libros.

préstamos de libros

Luego están los sitios de e-commerce, que suelen tener ofertas que abaratan la vuelta al cole. Si no has conseguido todos los préstamos de libros que necesitas para este curso pueden ser una manera de conseguir los que te faltan más baratos. Según una encuesta realizada por Amazon a más de 2.000 familias españolas, el 57,4% de las familias recurre a plataformas de este tipo para hacer sus compras de la vuelta al cole. El 42% de ellos lo hace atraído por los precios.

Las dificultades para afrontar los gastos que conlleva el inicio de cada nuevo curso han llevado a cada vez más familias a solicitar alguno de los créditos rápidos que hoy en día se ofertan por Internet. La posibilidad de tener dinero ya, de forma fácil y cómoda convierten a esta nueva vía de financiación en una solución a tener en cuenta ante una situación de agobio económico.

Empresas como Kredito24 ofrecen minicréditos de entre 75 y 750 euros, que se gestionan 100% online y son diseñados por el solicitante. Es decir, el usuario elige la cantidad que necesita y que deberá devolver en un plazo máximo de 30 días. Sin duda, una buena salida ante un apuro económico.

*Por favor, ten en cuenta que el contenido de este post no constituye asesoramiento financiero. Te recomendamos que consultes a tu asesor financiero personal antes de aplicar cualquier consejo o recomendación que figure en este post.

Powered by WPeMatico